Noticias 2018

El Sistema de Transporte Masivo de Cali, MIO, tendrá la primera flota de buses eléctricos en Colombia

Boletín 152 - 19 de noviembre de 2018

La primera flota de buses eléctricos de un Sistema Integrado de Transporte Masivo en Colombia comenzará a rodar por las calles de Cali dentro de 180 días, en mayo de 2019, este es el resultado de la apuesta hecha por Metro Cali, su concesionario Blanco y Negro Masivo, y una alianza de empresas que hoy permite concretar esta buena noticia para la región y pone a la capital del Valle del Cauca a la vanguardia en el cuidado y preservación del aire y el medio ambiente.

Se trata de los primeros 26 buses eléctricos de la nueva flota del MIO de un total de 125 vehículos de este tipo con que contará el Masivo de Cali el próximo año, cuyo medio de propulsión son motores con tecnologías amigables con el medio ambiente.

“Damos inicio al proceso de modernización que nuestro sistema debe completar en los próximos años para poner su flota de buses a tono con la tendencia mundial de cero emisiones contaminantes. Esta gran noticia es posible gracias a que hace dos años pusimos en marcha la ruta de salvamento del MIO, con el liderazgo del alcalde y el acompañamiento del Gobierno Nacional logramos reestructurar dos de los cuatro contratos de concesión de la operación y ahora empezamos a observar sus positivos resultados”, explicó Nicolás Orejuela Botero, presidente de Metro Cali.

En palabras de Eduardo Bellini, gerente de Blanco y Negro Masivo, empresa que lideró la alianza que hace posible este logro: “Con esta inversión estamos poniendo el ejemplo en Colombia de que sí es posible tener sistemas públicos de transporte con equilibrio financiero y con los mejores vehículos del mercado, en nuestro caso eléctricos, con cero emisiones contaminantes y muy bajos niveles de ruido, que proporcionan a los usuarios una excelente experiencia al movilizarse en ellos”.

Buses silenciosos que no contaminan
Los 26 buses eléctricos comprados por Blanco y Negro Masivo vienen equipados con tecnología Siemens de alto desempeño en motores de imanes permanentes que logran torque máximo de 2.600 Newtons y 3.500 revoluciones por minuto, además un sistema inteligente de manejo de energía con el cual estos vehículos logran altos niveles de eficiencia y confiabilidad.

Cuentan con ocho paquetes de baterías compuestas por células de litio, hierro y fosfato que permiten a estos vehículos una autonomía de recorrido máxima de 240 kilómetros. La vida útil del sistema de baterías para almacenamiento de la energía alcanza un total de 16 años, ocho de ellos dentro del bus y otros ocho como banco de poder o respaldo.

Para la recarga de las baterías Blanco y Negro Masivo instalará una serie de cargadores, similares en su forma a los que funcionan actualmente en las estaciones de servicio, los cuales tienen capacidad para atender hasta dos buses cada uno, tarea en la que se toman entre 3 y 4 horas para recargar del 20% al 100% de la potencia de cada batería.

Otro aspecto técnico destacado son los frenos “regenerativos” con que cuenta esta nueva flota de buses, que premiten al vehículo recuperar energía y recargar sus baterías con cada frenada el vehículo, por lo que ofrece una mayor autonomía de viaje y mayor duración de su sistema de poder.

Entre las ventajas técnicas de estos vehículos se encuentra la facilidad para su mantenimiento. Mientras los motores eléctricos están conformados por menos de 50 componentes y requieren una mano de obra mínima, los motores diésel tienen más de 1.500 componentes (contando la transmisión), entre ellos bombas de aceite y combustible, turbo, inyectores, radiador, intercooler, que requieren mano de obra costosa y periodos fijos de mantenimiento.

Desde un punto de vista estético, el diseño y vista amplia de estos buses urbanos, así como la estructura de marco en forma de anillo y la parte superior reforzada del esqueleto del techo, sumados al tratamiento anticorrosión de toda la carrocería, garantizan más de diez años de vida útil. El estilo y la disposición del compartimiento interno van de la mano con la tendencia mundial de alta conectividad para los usuarios a través de puertos USB y red de wifi. Dicho compartimiento se construye con materiales ecológicos y cuenta con sistema automático de extinción de fuego.

Alianza para el progreso
Uno de los mayores obstáculos para comprar la primera flota de buses eléctricos fue el costo de estos equipos de última generación, ya que si se compara un bus diésel cuesta en promedio unos $250 millones, mientras que un bus eléctrico vale en el mercado un poco más del doble y su valor promedio se sitúa en $550 millones.

Para lograr el cierre financiero del proyecto Blanco y Negro Masivo convocó a varios socios estratégicos como son Celsia y Emcali, para el componente eléctrico, y para el financiero a Bancolombia. Esta alianza para el progreso realizó inversiones cercanas a los $40.000 millones, recursos que permitieron hacer realidad el sueño de contar a Cali con la flota de buses más moderna y menos contaminante del país.

“Gracias a la viabilidad que adquiere el MIO a raíz de la renegociación que concretamos el pasado 28 de septiembre con Metro Cali, y a la credibilidad que conservamos pese a una década de crisis porque somos una empresa responsable y transparente, logramos conseguir los recursos para estos nuevos buses que recibimos cedidos por otro concesionario”, explicó Bellini.

Sobre la participación de Celsia y Emcali se conoció que ambas compañías mostraron interés por entrar al negocio, la primera como inversionista en la flota eléctrica, y la segunda adecuando una línea de alta tensión en el patio-taller de Blanco y Negro Masivo, lo cual permitirá la construcción de las bahías de recarga de los nuevos buses.

Una mencion especial al Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, regional Valle del Cauca, que se ha comprometido con este proyecto a traés de la formación y capacitación del personal técnico de Blanco y Negro Masivo va a operar, administrar y mantener la nueva flota eléctrica.

Vale la pena recordar que esta apuesta comenzó ocho años atrás con el primer bus eléctrico que fue construido por Creatti Labs con el apoyo de Celsia y Blanco y Negro Masivo. “Es un prototipo 100% eléctrico que cumplió las pruebas funcionando durante dos años como parte de la flota del MIO. Gracias a este experimento pudimos calcular costos de operación, probar el desempeño del bus y estudiar cómo era la demanda de baterías”, explico Diego Mejía de Creatti Labs.

“Hace tres años (2015) la Organización Mundial de la Salud, OMS, reconoció a Cali como la segunda ciudad del continente donde mejor aire se respira, este logro se debió en buena medida a la salida de 4.200 buses del transporte público colectivo, los cuales fueron reemplazados por los buses del MIO que ya en esa época eran menos contaminantes. Se que los usuarios de este sistema tienen frustraciones acumuladas, pero confío que, con resultados tangibles, como esta moderna flota que en seis meses estará rodando en la ciudad, marcaremos el punto de quiebre para mejorar de una vez por todas el servicio de transporte y continuaremos cuidando el aire que respiramos”, concluyó Maurice Armitage, alcalde de Cali.

Síganos en nuestras redes sociales:

Síganos en nuestras redes sociales:

 
Tamaño de la letra
Contrastes