Noticias 2017

Rechazo por ataque a usuario del MIO y actos vandálicos después del clásico

Boletín 87 – 25 de Mayo de 2017

Un total rechazo expresó Nicolás Orejuela Botero, presidente de Metro Cali, frente al ataque con arma blanca que sufrió un usuario del MIO en horas de la tarde mientras se movilizaba en la ruta T57A entre las estaciones Conquistadores y Villanueva por la Troncal Aguablanca. De igual manera se refirió a los actos vandálicos protagonizados por seguidores después del clásico vallecaucano.

“Inaceptable y lamentable todo lo ocurrido ayer. Además de indignación como ciudadano, en lo que me corresponde como presidente de Metro Cali y reconociendo los diferentes problemas que tiene el MIO, no hay razón que justifique atacar a una persona que posteriormente murió, ni dañar los buses del MIO”, enfatizó Orejuela Botero.

El hecho fue reportado sobre las 7:34 de la noche por el operador, quien manifestó que tras un enfrentamiento entre dos jóvenes dentro del bus MC31024, uno de ellos quedó mal herido y fue trasladado a un centro asistencial donde falleció.

Según información ofrecida por la Policía Metropolitana, el joven asesinado no portaba ninguna prenda distintiva o con los colores de los equipos Cali o América. Será la policía judicial la que se encargue de determinar las causas del ataque y los responsables.

A este lamentable hecho se suman los actos de vandalismo protagonizados por hinchas de ambos equipos de la ciudad luego de finalizado el clásico vallecaucano y que afectaron cinco buses del Masivo por la rotura de los vidrios: frontal (1) y laterales (4). 

Los ataques ocurrieron en distintas zonas de la ciudad entre las 10:36 y 11:08 de la noche. También se presentaron múltiples hinchas colados (ingresan al sistema sin pagar su pasaje) y riñas en las estaciones Estadio, San Bosco, Cien Palos y Cañaveralejo. 

“Uno se queda sin palabras ante la magnitud de la violencia en medio de un evento deportivo que debe convertirse en una fiesta y no en el detonante de malos comportamientos ciudadanos. Lo que pasó anoche requiere de un análisis profundo pues no se trata simplemente de un asunto de autoridad, es la expresión del amor propio, del sentimiento de ciudad, de la apatía y la desidia por un entorno que compartimos como sociedad, especialmente nuestro MIO, que más allá de sus dificultades en el servicio, las cuales venimos mejorando, debe convocarnos a usarlo, cuidarlo y preservarlo”, concluyó Orejuela Botero.

Síganos en nuestras redes sociales:

 
Tamaño de la letra
Contrastes