Noticias 2019

Retención y vandalismo contra el MIO afecta a los caleños

Boletín 27 - abril 04 de 2019

Al mediodía de este miércoles 3 de abril en inmediaciones de la Universidad del Valle, sede Meléndez, un grupo de encapuchados retuvo el bus padrón MC12078 del Masivo Integrado de Occidente, MIO, y procedió a vandalizarlo, rompiendo sus vidrios panorámicos y algunas ventanas laterales, abollando su carrocería y destruyendo partes de su interior, así como pintando grafitis. Gracias a la oportuna reacción de la policía Metropolitana de Cali el vehículo fue rescatado, evitando mayores daños.

“Es lamentable que se atente con acciones vandálicas como estas contra los buses de un sistema que es de todos los caleños. Con ello solo se consigue afectar a miles de usuarios que se movilizan en el MIO y se da al traste con la recuperación de la flota de buses que adelanta el sistema masivo como parte del plan de sostenibilidad”, señaló Ingrid Ospina Realpe, presidente encargada de Metro Cali.

Durante los disturbios miles de caleños se vieron afectados en su movilidad ya que Metro Cali se vio obligado a realizar desvíos en el servicio del MIO. Los actos de vandalismo generaron retrasos en por lo menos seis rutas del sistema masivo, entre ellas la T31, E21, E41, P27C y P10A. Así mismo se debió suspender el servicio en la estación Univalle, afectando durante más de cinco horas la normalidad de la operación del MIO en la zona.

“Me salen como 40 encapuchados con papas bombas y me obligan a voltear el carro en la avenida Pasoancho. Me lanzaban muchas piedras y como tres bombas incendiarias. Gracias a la tanqueta del Esmad se logró apagar el fuego generado en el techo del bus por las bombas incendiarias y se evitó que lo incinerarán. Luego con ayuda de la misma tanqueta pudimos empujar el bus y retomar su control”, es el testimonio dado por el conductor del vehículo

Por lo graves daños, el bus vandalizado debió salir de operación y fue trasladado a los patios del concesionario GIT Masivo para presupuestar el costo de su reparación. Un bus padrón como el afectado transporta en promedio diario unos 800 pasajeros, ese número de personas se verán afectadas en la calidad de sus desplazamientos.

Metro Cali hace un llamado a los actores de la protesta social para que en sus manifestaciones no pongan en riesgo la vida e integridad de los usuarios y conductores, y se abstengan de causar daños a los buses del MIO y la infraestructura del sistema masivo que es patrimonio de todos los caleños.

Síganos en nuestras redes sociales:

 
Tamaño de la letra
Contrastes