Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

BIOSEGURIDAD / COVID-19

Presidente de Metrocali mostrando a la prensa los resultados de mas demanda de pasajeros
MIO

MIO

100 días trabajando por los usuarios del MIO

Boletín 99 - 20 de Junio de 2017

Enfocado en trabajar por mejorar la experiencia de los usuarios y proponiendo un cambio de paradigma en la concepción del transporte público, pasando de verlo como un negocio a reivindicarlo como un derecho fundamental en donde importa más la rentabilidad social que el modelo económico, Nicolás Orejuela Botero, cumple 100 días como presidente de Metro Cali, el ente gestor del Masivo Integrado de Occidente, MIO.

Además de un plan de choque que busca dinamizar la oferta de servicios del MIO, el presidente de Metro Cali ha focalizado su plan de acción en tres ejes “el principal es mejorar el servicio al usuario a partir de las necesidades planteadas por ellos mismos: mejorar la frecuencia, contar con mayor seguridad y más participación de la comunidad en la definición de rutas y paraderos; conclusiones a las que llegamos luego de interactuar con los usuarios en las visitas permanentes que hacemos a los barrios y los recorridos que compartimos con ellos”, explica Orejuela Botero.

El segundo eje será alcanzar la sostenibilidad financiera del sistema amparado en las posibilidades de nuevas fuentes de ingresos para los SITM que introdujo el Plan Nacional de Desarrollo (Ley 1753 de 2015). “El Gobierno Nacional ha dicho que los sistemas integrados de transporte masivo ya no son autosostenibles, sino que deben ser sostenibles. Esto implica que el municipio, utilizando esas fuentes, puede generar recursos para inyectárselos al sistema, esfuerzo que se verá reflejado en mayores kilómetros, mejores frecuencias y más demanda gestionada de pasajeros ingresando al sistema”, puntualizó el presidente del MIO.

Las nuevas fuentes de recursos están representadas en la tasa por congestión que desde enero pasado entró en vigencia y tendrá un periodo de maduración de cinco años, la contribución por estacionamiento (cobro por parqueo) y la explotación comercial de los buses del MIO, iniciativas que entrarán a discusión en el Concejo de Cali el 1 de julio; la captura de plusvalías y el cobro por uso del espacio público por antenas, entre otras, que serán presentadas en la próxima legislatura.

El tercer eje priorizado por Orejuela Botero será la infraestructura del MIO: “Hemos agotado todas las instancias necesarias del orden legal para arrancar con las tres obras que nos dejaron adjudicadas el 28 de diciembre del año pasado, obras importantísimas para el sistema como la terminal Sur y los patios-talleres de Aguablanca y Valle del Lili. Además, vamos a dar prioridad a la troncal del Oriente, donde se concentra buena parte de nuestra demanda insatisfecha, cuyo trayecto de 17 kilómetros une la terminal Menga con la terminal Sur, a través de un recorrido que usa como ejes principales la calle 70 y luego la avenida Simón Bolívar, cerrando el circuito de carriles exclusivos del MIO”, acotó el presidente de Metro Cali.

Fesde: el puntal del plan de choque
Con la implementación del Fondo de Estabilización y Subsidio a la Demanda, Fesde, el MIO cobró un nuevo impulso alcanzando mejorías en cuatro indicadores clave del servicio como son el número de pasajeros movilizados, la cantidad disponible de buses, los kilómetros recorridos, así como los puntos de venta de pasajes y tarjetas que dan acceso al sistema.

En cuanto a la cantidad de flota disponible el MIO aumentó su capacidad en un 18%, lo cual significa que hoy salen de los patios a prestar el servicio cada día 137 buses más que el año anterior. Pasando de operar con 621 buses al día en 2016, a prestar su servicio con 758 vehículos diarios en lo corrido de 2017.

Esa flota hoy recorre un 21% más de kilómetros que hace un año, atendiendo las 94 rutas del sistema. Esto significa un aumento de 27.815 kilómetros en promedio día hábil, pasando de recorrer 134.573 kilómetros en promedio día hábil el año pasado a recorrer un promedio de 162.388 kilómetros día hábil en el presente año.

La mayor flota disponible y el mayor número de kilómetros recorridos ha permitido gestionar un incremento en la demanda del 10%, transportando 42.959 nuevos pasajeros, pasando de movilizar un promedio de 437.041 usuarios en día hábil durante 2016 a realizar un promedio de 480.000 viajes en día hábil durante lo corrido de 2017.

El cuarto indicador que ha venido creciendo durante estos meses es la capacidad de acceso al MIO, que se expresa en puntos de venta de pasajes y recarga de tarjetas. Dichos lugares son externos a las taquillas de las estaciones y terminales del sistema. Cuando arrancó el Fesde contábamos con 131 puntos y para finales de mayo llegamos a los 271 puntos, presentando un incremento del 107%, representado en 140 nuevos puntos de venta y recarga de tarjetas.

Vale la pena destacar algunos hitos logrados por el MIO en 2017 como fue el martes 2 de mayo, cuando el sistema movilizó a 505.069 usuarios, o el lunes 24 de abril, cuando la flota recorrió 166.130 kilómetros.

Acciones enfocadas a los usuarios
Desde la Presidencia se lideraron acciones de servicio para satisfacer las necesidades de los usuarios del MIO, las cuales nacieron de escuchar a la comunidad, tanto en terreno como a través de las peticiones o solicitudes que llegan a los canales oficinales que se tienen para tal fin, así como por las redes sociales.

En ese sentido, se fortaleció el servicio interno de venta y recarga de tarjetas, compuesto por 27 máquinas de autoatención y 91 puntos presenciales, con 21 taquilleras nuevas que cubren las zonas pagas y no pagas de las estaciones con horario extendido en hora pico. Además, hoy el MIO cuenta con 271 puntos de recarga externos representados en 173 puntos del operador Marka y 98 de Gane, los cuales prestan el servicio a los usuarios en las 22 comunas de la ciudad.

Otra política implementada por el presidente es el fortalecimiento de las áreas y los equipos de trabajo encargados de la Gestión Social con las comunidades, el Servicio al Cliente y las Comunicaciones con los usuarios. A partir de julio la interacción desde estas oficinas mejorará en capacidad de respuesta y compromiso con la atención de requerimientos e información.

Además, se están finiquitando nuevos convenios con bancos para mejorar la accesibilidad del usuario al MIO. El sistema ya permite el ingreso y pago del pasaje a las personas usando sus tarjetas débito de Bancolombia y Banco de Bogotá, pero en las próximas semanas también lo hará con los ahorradores de AV Villas y Banco Coomeva.

Otra de las acciones del presidente en sus primeros 100 días ha sido materializar convenios con aliados estratégicos que ayuden a promover dentro de Metro Cali una mejora en las prácticas de buen gobierno corporativo. Es así como se logró poner en marcha un convenio con la Cámara de la Construcción del Valle y la Cámara Colombiana de la Infraestructura, para reforzar la ejecución de las licitaciones de obra civil a cargo del ente gestor del MIO.

De igual manera se estableció un acuerdo con Metroplus, la empresa par de Metro Cali en Medellín, con la que se busca explorar el concepto de la tarifa técnica costo-eficiente, requisito indispensable para asegurar la sostenibilidad del MIO.

En este mismo sentido, Orejuela Botero participó con éxito en la reunión del capítulo colombiano de la Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados para la Movilidad Urbana Sustentable, Simus, del cual fue elegido vicepresidente en mayo pasado. “Esta es una asociación que cuyo objetivo principal es establecer buenas relaciones con los entes gestores de sistemas como el MIO en el país y en otras ciudades de la región, buscando mejoras estructurales y desarrollos replicables, aprendiendo de las experiencias compartidas”, expresó Orejuela Botero.

En cuanto a las mejoras en tecnología, además de Moovit (lanzada en 2016) y de la aplicación nativa Rutas, Metro Cali brinda desde marzo pasado a los usuarios del sistema la posibilidad de consultar las opciones de transporte y planificar su viaje ingresando a la aplicación Google Maps y utilizando la funcionalidad “Transit”, donde podrán consultar la información de las 94 rutas del sistema en tiempo real.

Otras de las acciones que complementan la mejora en el servicio es el programa de limpieza e hidrolavado de las 55 estaciones y cinco terminales del MIO, el cual se desarrolla desde los primeros días de marzo y busca recuperar el buen aspecto de la renovación urbana que aportó el masivo a la ciudad, así como generar un impacto positivo en la percepción de todos los usuarios, tanto caleños como turistas. Al finalizar mayo iban 33 estaciones atendidas en esta campaña de enlucimiento.

Parte de la nueva gestión al frente de Metro Cali es el cambio en la dirección frente al problema de la informalidad dentro del MIO. De la mano con la Secretaría de Desarrollo Económico se abrió un canal de comunicación con los vendedores y artistas para explorar opciones de formalización y de inclusión en el sistema. Dichas conversaciones apenas están en fase exploratoria.

Finalmente, como una manera de promover una mejor prestación del servicio en el masivo, Metro Cali revivió los Premios Excelencia MIO, mediante un reconocimiento al personal destacado que trabaja en el sistema en cada una de las áreas relacionadas con la prestación directa del trasporte, el control de la operación y la atención a los usuarios.

Cámaras de seguridad, fotomultas y wifi
Orejuela Botero también anunció que gracias al convenio por valor de $2.000 millones que se firmará en las próximas dos semanas con la Policía Metropolitana de Cali, el MIO contará no solo con mayor vigilancia por presencia de uniformados sino con vigilancia tecnológica a través de la instalación de 500 cámaras para monitorear el comportamiento de los ciudadanos dentro de los buses.

“El proyecto de ajuste tecnológico del sistema lo vamos a comenzar instalando el próximo semestre 250 cámaras dentro de los vehículos y, gracias a otro convenio que tenemos con el Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, nuestros buses tendrán cámaras externas para tomar fotomultas a quienes invaden los carriles preferenciales poniendo en alto riesgo sus vidas y las de los más de 480.000 usuarios que a diario se movilizan en el MIO”, recalcó Orejuela Botero.

El presidente de Metro Cali también ha dicho que explora posibilidades de instalar wifi en toda la flota del MIO. Esta conversación se adelanta con la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología, Utr&t, concesionario del sistema para los aspectos de información al usuario y recaudo de los ingresos.

Tarifa promocional en el Oriente
Otro de los hechos claves anunciados por el presidente de Metro Cali durante estos primeros días es el piloto de tarifa promocional que se comenzará a explorar a partir de la última semana de julio en las comunas 13, 14 y algunas zonas de la 15 y la 21, donde los usuarios se podrán movilizar en siete rutas alimentadoras de ese sector pagando solo $900 pesos.

“Si los usuarios van a realizar un recorrido dentro de la misma comuna, con una distancia hasta de 20 cuadras, sin requerir entrar a las estaciones, el sistema solo le descontará $900. Si la persona quiere continuar su viaje, cuando pase esos sistemas y esté en la estación Nuevo Latir o Andrés Sanín, se le haría el cobro de los $1000 restantes, toda vez que va a hacer un viaje largo”, confirmó Orejuela Botero.

Con esta iniciativa, que hace parte del ‘Reto Mío’, Metro Cali pretende lograr que más de 4.000 nuevos usuarios se puedan movilizar en el sistema.

El Reto mío
Es una estrategia integral de cultura ciudadana que da respuesta a las necesidades de los habitantes de las comunas 13, 14 y 15 con mejoras en frecuencias de las rutas (P12A, P14, P47A, P47C y P52D) de la Avenida Ciudad de Cali, una nueva ruta (P83), adecuación de 37 paradas, promoción de puntos de recarga con 150 gestores de paz y cultura ciudadana del Municipio, así como diez taquilleras móviles y mejor información al ciudadano.

La intervención en este corredor de la ciudad, acompañado de operativos contra la ‘piratería terrestre’ por parte de la Secretaría de Movilidad, es una apuesta del gobierno del alcalde Maurice Armitage que busca mejorar la movilidad en esa zona de Cali promoviendo el uso del transporte legal.

Más cerca de la gente
Desde que inició la administración de Orejuela Botero, la consigna ha sido que el equipo operativo de la entidad se traslade a la calle a escuchar de primera mano a la comunidad, con el propósito de retroalimentar las decisiones que se toman en la parte operacional para mejorar el servicio.

“Desde que llegamos a la presidencia entendimos que parte de lo que tenemos que hacer es recorrer sus rutas porque eso nos permite reconocer cuáles son las peticiones y necesidades de la comunidad. Hay solicitudes a corto plazo que se han venido materializando. Otras a largo plazo que necesitan el acompañamiento de otras dependencias de la administración. Pero el proceso de escuchar a la comunidad es un trabajo articulado que busca el beneficio de la misma. Estamos haciendo compromisos para seguir gestionando resultados”, señaló el funcionario.

Parte de esos resultados se materializaron en la Comuna 18 donde en conjunto con la comunidad se ajustó el recorrido de la ruta A12D, buscando mejorar las condiciones operativas de los buses en el sector Altos de Santa Elena.

Sumado a estas acciones, se han puesto en operación tres rutas: A11B beneficiando la comunidad estudiantil de la universidad Libre y de los habitantes del barrio Lili, el sector de Alférez Real, la Hacienda Alférez Real, el colegio Alemán y sectores aledaños, así como la P83 que entró a fortalecer el servicio en la Avenida Ciudad de Cali, ampliando opciones de viaje de los habitantes de este corredor y conectándolos de manera directa con el Norte y, finalmente, la P84B reduciendo tiempo de viaje de los usuarios para llegar a la Terminal Calipso.

El trabajo mancomunado con las diferentes asociaciones de discapacidad de la ciudad, también ha sido importante en los primeros 100 días de gestión. En las mesas donde tienen asiento representantes de dichas asociaciones se les escucha para hacer del MIO un sistema más incluyente.

No en vano se han capacitado a las personas que prestan servicio de cara a la comunidad (taquilleras, asesores de servicio y MIO Cable, operadores, personal de las empresas concesionarias, etc.) en lenguaje de señas, asimismo se ha adecuado señalética para mejor movilidad en el sistema de las personas con algún tipo de discapacidad.

Es tan importante para esta administración escuchar a la comunidad que abrió nuevos espacios para hacer partícipes a los representantes de las distintas ligas de usuarios y que conozcan de primera mano cómo opera el MIO.

Consolidando las obras del MIO
Uno de los hechos más destacados durante estos 100 primeros días de gestión Orejuela Botero es la amplia concurrencia que han tenido los procesos licitatorios bajo su administración. Tal es el caso de las licitaciones para el mantenimiento correctivo de estaciones y terminales, que contó con 13 oferentes, así como de la licitación para construir los bicicarriles, a la que se presentaron 36 oferentes interesados, marcando un hito en la historia de le entidad gestora del MIO.

Entre las obras más importantes para el sistema en estos 100 días se adjudicó la construcción y la interventoría para la adecuación vial e implementación de bicicarriles alimentadores del MIO y la señalización (vertical y horizontal) de 28 kilómetros por un valor de $ 6.988 millones.

Está por adjudicarse la licitación para el mantenimiento correctivo de las 55 estaciones y las 5 terminales del sistema que tienen un valor total de $5.198 millones y que de la cual, según el cronograma, en la próxima semana se conocerá la oferta ganadora.

También se encuentra abierto el proceso licitatorio para la construcción de la terminal Simón Bolívar, la cual estará ubicada en el separador central de la Autopista Simón Bolívar entre Carrera 61 y Carrera 69. La obra constará de dos componentes: infraestructura de la terminal e infraestructura vial y de espacio público aledaño.

Con respecto a la construcción de la terminal de cabecera Sur, adjudicada por un valor de $ 60.930 millones, esta se encuentra en preconstrucción y según el cronograma en dos años entrará al servicio de los usuarios.

Dentro de las acciones que se proyectan a largo plazo se encuentra la construcción de la Troncal Oriental (Calle 70 / Simón Bolívar). Que tiene como objeto la adecuación de pavimento del carril existente para el MIO, señalización y semaforización, estaciones ligeras tipo amoblamiento urbano, urbanismo y paisajismo asociado y complementación de puentes peatonales.

La terminal intermedia Simón Bolívar, es otra obra importante para la operación del MIO y movilidad de la ciudad. Esta obra se encuentra en proceso licitatorio.

La terminal de cabecera Aguablanca también entra dentro del paquete de obras que esta administración contratará. En estos momentos el equipo directivo de Metro Cali termina el estudio de la ruta crítica por la compra de predios para dicha obra, una vez concluido se informará el cronograma de su proceso licitatorio.

En defensa del sistema
Desde el área legal de la entidad se ha trabajado para tener registrado a nombre de Metro Cali el lote donde se construirá el patio y taller Valle del Lili, una obra vital para terminar de desarrollar la infraestructura del sistema de transporte masivo en el sur de la ciudad. Dicho resgistro solo se logró hasta este año debido a un litigio que empezó en el 2013 y que sólo ahora la empresa gestora del MIO logró desenredar.

Otro asunto que resolvió Orejuela Botero durante sus primeros meses al frente de la entidad gestora del MIO fue la terminación del convenio firmado en junio de 2016 entre Metro Cali y el Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña, ITEC.

Luego de conocer los cuestionamientos que realizó la Contraloría de Cali en enero de 2017, la entidad gestora del MIO se vio en la obligación de analizar a fondo y pedir la revisión de las condiciones de su celebración para determinar el futuro de dicho convenio.

En concordancia con lo anterior y previa notificación a la Junta Directiva de la entidad, Metro Cali procedió a dar por concluido el contrato a través de la resolución 912.110.171.2017 expedida el 11 de mayo de 2017. Itec puso un recurso de reposición que el ente gestor se encuentra resolviendo en la actualidad.

Todas estas acciones hacen parte del trabajo que el presidente de Metro Cali y su equipo han ejecutado durante estos 100 días para mejorar el servicio del MIO.

Síganos en nuestras redes sociales:

Compartir

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Print
Email
Tamaño de la letra
Contrastes
English EN Français FR 日本語 JA Português PT Español ES

¿Como estamos operando?

recomendaciones para prevenir el  covid-19

Previous
Next

Planea tu próximo viaje

PQRS

Debes ser un usuario registrado para solicitar cualquier tramite

[elementor-template id="20059"]

SOLICITUD DE PERMISOS

Directorio sigep