Noticias 2018

Satisfacción por funcionamiento de bus eléctrico del MIO al completar semana de rodaje con pasajeros

Boletin 10 - Enero 31 de 2018

Luego de siete días de estar rodando por las calles de Cali y prestando servicio con pasajeros, el balance del bus eléctrico es satisfactorio tanto para sus creadores, como para la operación de MIO y para los usuarios que lo han utilizado. 

De acuerdo con uno de los representantes de Creatti Labs, compañía encargada de hacer el diseño del bus y su integración eléctrica, los resultados son extraordinarios. “Las pruebas que nos exigió Metro Cali durante un año fueron intensas. La eficiencia del bus con pasajeros aumentó en un 25% si lo comparamos con las pruebas que se hicieron con canecas de agua. Esto se da porque realmente con los usuarios hay un movimiento de menos carga de la que usamos durante las pruebas”, señaló Diego Mejía Castro de Creatti Labs.

El vehículo padrón MC 22162 vinculado al operador Blanco y Negro Masivo es el primer bus eléctrico que rueda por las calles de Cali, tiene capacidad para movilizar 80 pasajeros, por supuesto no requiere combustible líquido y se mueve con cargas de energía eléctrica y tiene como característica especial que no produce ruido, lo cual lo hace amigable con el medio ambiente.

“Este prototipo de bus eléctrico es un proyecto vallecaucano, cuenta con una inversión privada que han desarrollado empresarios de la región para sacar adelante esta tecnología. Este bus eléctrico lo tenemos vinculado hace 6 meses, al cual se le hicieron pruebas en laboratorio de emisiones, pruebas de campo con peso simulado y la operación normal, y hoy ya está operando con pasajeros”, manifestó Juanita Concha Rivera, vicepresidenta de Operaciones e Infraestructura de Metro Cali.

El trabajo de ingeniería en el desarrollo de este bus es grande, hay un gran componente de software y de ingeniería mecánica. “El bus eléctrico es una gran computadora, lo que hace es administrar una fuente de energía, las baterías son una fuente de energía. La computadora está todo el tiempo pendiente de cómo está la batería, cuánta energía hay disponible, cómo la está usando el conductor, cuánto está consumiendo (relación directa entre el peso y el comportamiento de la calle), y hace un balance para que a través de ese software se controle la distancia recorrida, el consumo eléctrico, la temperatura generada, los arranques y las frenadas”, manifestó Diego Mejía Castro.

Durante varios meses en el laboratorio de emisión de gases del SITM-MIO, ubicado en el patio y taller Calima, donde opera la empresa Blanco y Negro Masivo, al bus eléctrico se le hicieron pruebas en el dinamómetro buscando analizar el comportamiento de rodamiento. De la misma forma, se le realizó el montaje de los mecanismos de puertas, y demás elementos de seguridad como todo lo concerniente a la parte tecnológica.

La batería de este prototipo está construida con materiales reciclables y reutilizables que se encuentran a la vanguardia de esta tecnología. Así, desde el Sistema se leapuesta a los proyectos de movilidad sostenible, que puedan reducir los impactos ambientales por contaminación atmosférica y por ruido.

“Aquí había un bus funcional que estaba operando, diseñado con un sistema de gas natural, el cual no salió al mercado y aprovechamos esa infraestructura, lo desarmamos y empezamos a integrar sus componentes. La carrocería, el chasis, los asientos, el sistema de nomenclatura, digitalización, las llantas los rines, los frenos todo es nacional. Se importaron componentes como la batería, el motor y el módulo de operación. El gran aporte de Colombia y del Valle del Cauca está en el diseño del software y el control de operación de la integración de los sistemas”, apuntó Mejía Castro.

Otro gran aporte de este equipo vallecaucano fue diseñar un bus con la autonomía que requiere el sistema, por ello se hizo un diagnóstico con telemetría de los trazados, es decir se midieron todas las rutas para saber cuántos kilovatios hora se necesitaban por cada una de ellas, y al final se diseñó un bus que se aplicara de manera homogénea a cada una. “Llegamos a un balance con una autonomía de 120 kilómetros por carga. Depende del recorrido, si la ruta es larga, puede hacer 3 o 4 vueltas al día. Si la ruta es corta, puede hacer hasta 10 vueltas. La autonomía se mide en kilómetros, no importa la ruta que haga, lo importante es que se tengan claro los kilómetros que tiene el bus”, agregó Mejía Castro.

“Estamos en el proceso de estudiar la adición de flota que requiere el sistema MIO, y en el marco de esta adición estamos considerando otras tecnologías. Se está evaluando cuál podría ser”, añadió la Vicepresidenta de Operaciones e Infraestructura. 

El bus eléctrico está prestando servicio alrededor de cuatro horas en la mañana y otras cuatro en la tarde por diferentes rutas, y recupera el 100% de su carga en tres horas, lo cual se hace en la noche cuando el sistema está fuera de operación. Es así como, Cali se proyecta como una ciudad amigable con el medio ambiente, en busca de alternativas de movilidad sostenible donde no se generen emisiones contaminantes, pero además que apoya las iniciativas locales para el desarrollo e innovación.

Es de resaltar que el concesionario Blanco y Negro Masivo el cual opera el bus eléctrico, es una empresa que apoya e impulsa todo lo concerniente a las tecnologías limpias. Por ello desde que se concibió la propuesta de vincular al sistema un bus que aportara a la conservación del medio ambiente, este operador quiso participar del proyecto y dispuso de su personal de mantenimiento y sus operadores para apoyar las pruebas en vía y en el patio y taller las del dinamómetro. Este concesionario ha trabajado de la mano con la compañía encargada del diseño para que el bus eléctrico cumpla con todas las normas específicas de un vehículo de estas caraterísticas, que hoy rueda por las calles de Cali y presenta buenos resultados operacionales. 

Con agrado los usuarios que se han movilizado en el bus eléctrico recibieron esta propuesta que genera menos impacto en la naturaleza. “Es una iniciativa interesante que el mismo sistema se preocupe por el medio ambiente, además hay menos contaminación, el bus es silencioso en su interior, es más cómodo y se ve la diferencia en los asientos. Estos proyectos de sostenibilidad son a los que el MIO debe seguirle apostando”, manifestó Paola Sinisterra, usuaria del MIO.

Síganos en nuestras redes sociales:

Tamaño de la letra
Contrastes

SOLICITUD DE PERMISOS

Directorio sigep